Apuntes recientes sobre la Zona Franca dominicana


La Zonas Francas (ZF) en el país ha venido atravesando situaciones adversas, asociadas a factores como: competitividad y la inclusión de una mayor competencia asiática, al deterioro de las condiciones preferenciales de acceso a mercados y la elevación de costos de producción. Esta situación se refleja, entre otros, en una reducción importante del número de empleados, la desaceleración del crecimiento y perdida de participación en el producto.


En todo el periodo el desempeño de las ZF ha estado ligado al contexto de la economía mundial, en particular al de Estados Unidos, debido a su marcada orientación exportadora. Así el ritmo de crecimiento mostro una caída a principios de los años noventa con una posterior aceleración del crecimiento hasta 1997. A partir de 1997 se observa una reducción en la tasa media de crecimiento del sector así como una perdida en su participación como proporción del producto (Grafica No. 2) y a partir de 2008 se verifica una caída significativa en el nivel de empleos (Grafico No. 1). En este contexto el número de empresas se reduce en un 27%, al pasar de 18 a solo 13 empresas del 2000 al 2003[1].

El análisis a partir de las distintas ramas del sector muestra una diferencia marcada en la evolución de las mismas. Evidenciándose un problema de competitividad casi exclusivo del sector confecciones. Un ejemplo sencillo destaca que si bien para el año 2000 el país suplía el 4.04% de las importaciones de USA al 2006 este se había reducido a solo 2.09%[2].

Como resultado de este contexto se destaca la perdida de participación en el PIB del sector ZF, este pasa desciende desde un 5.4% en el año 2000 a solo un 2.78%[3] al año 2011. Mientras el valor de los textiles bajan de 2,120.56 millones de dólares en el (2004) a unos 849.55 millones de dólares (2008). Es decir, una importante disminución de un 60.0% en solo 4 años.

Entre 1991 y 2000 las exportaciones se expandieron a una impresionante tcp 18,27%. en cambio, entre 2000 y 2006 registraron una tcpa negativa de ‑0,77%. Al 2006 el 35,4% de las exportaciones de zonas francas se concentraba en confecciones textiles[4] pero esta rama ha perdido participación en el total. Por el contrario, otras actividades han cobrado mayor importancia (artículos de joyería y productos eléctricos y electrónicos), los cuales ampliaron su participación de 7,4% a 14% y de 11,9% a 14,8%, respectivamente, entre 2000 y 2006.


Las estadísticas de empleo en zonas francas distinguen por tipo de trabajador, En 2006, la participación de los obreros en el total del empleo fue de 77.9%, Estos números reflejan la naturaleza de las actividades intensivas en mano de obra. No obstante, en lo que va del presente siglo la proporción de técnicos ha registrado un crecimiento significativo (representaban 10,8% en el año 2000), a raíz del surgimiento de nuevas actividades que requieren de personal más calificado que el tradicional sector textil, como los rubros de dispositivos médicos y servicios. Esto pone al descubierto una realidad de nuestro mercado laboral compuestos por personas con un bajo nivel de formación y preparación técnica, que le impide desempeñar funciones y labores susceptibles de una mayor remuneración[1].

En lo que respecta a la dinámica laboral, el subsector de las confecciones y textiles es donde la pérdida de empleos se ha verificado con mayor fuerza, al perder sólo en el 2007 unos 20,819 empleos con relación al año anterior. Seguido del subsector de productos eléctricos con una reducción de 15.9% con relación al año anterior. Aunque otros subsectores han obtenido estadísticas positivas, no compensan las perdidas en los sectores tradicionalmente más dinámicos.

Un factor que repercute en la competitividad de la industria manufacturera de exportación en toda la región es la falta de proveedores locales que tengan la capacidad de cumplir con los estándares de calidad, está el caso del sector textil confección República Dominicana han desarrollado una red de proveedores locales, pero la dependencia de insumos importados sigue siendo muy importante[2].

Según la secretaria de comercio exterior (2009) Entre los factores que han contribuido a explicar este importante descenso en el desempeño de las zonas francas dominicanas, se citan: “la entrada de China e India en el mercado mundial de textiles, el alto costo y deficiencia de la energía eléctrica, la competencia cada vez más agresiva de las empresas similares de Centro América, los costos del transporte y la sobre valoración del tipo de cambio”. 

En conclusión, será necesario mejorar las condiciones de acceso al mercado y atraer IED. Así como la construcción de ventajas comparativa mediante la formación de capital humano. Además las empresas de las zonas francas dominicanas continúan concentradas en actividades de bajo valor agregado y bajo contenido tecnológico inclusive después de la diversificación hacia industrias consideradas de alta tecnología, como la electrónica. El transito a calls center, pese a tener mayores salarios, no da la posibilidad de crear tantos puestos de trabajo como lo hizo la rama confección.  Por último, las ZF no ha sido explotada como un sector de transferencia de conocimiento para la industria nacional como resultado de la poca vinculación entre las ZF y la industria nacional.

Referencias

Alonso, E. (2002), “Políticas para el fomento de los sectores productivos en Centroamérica”, Serie Desarrollo Productivo, N° 140, CEPAL, Santiago de Chile.

Camara de Usuarios de zona Franca: “Zonas francas en el mundo” Segundo Congreso Nacional de Zonas Francas, Junio 2007

CEPAL: “Inversión, incentivos fiscalesy gastos tributarios en América Latina” Serie Macroeconomía del desarrollo. No. 77. Pedro A. Jimenez y Maria Padesta

Hernández, R., I. Romero y M. Cordero (2006), “¿Se erosiona la competitividad de los países del
DR-CAFTA con el fin del acuerdo de textiles y vestuario?”, Serie Estudios y Perspectivas Nº 50, CEPAL, México

Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo “Evolución reciente del sector zonas francas: El deterioro del sector confecciones y sus implicaciones sociales”, Texto de discusión No. 8. Unidad asesora de análisis económico y social.

Montes, Ferreras: “Zonas francas en AL y la UE”  Catedra Internacional. Cadiz, 2008

ONE, Oficina Nacional de Estadísticas: “Estructura del comercio internacional de bienes en Rep. Dom.” Panorama estadístico, Año 2, No. 16. Junio 2009

Padilla, Pérez, R. y J. M. Martínez (2007), “Apertura y cambio tecnológico en el Istmo Centroamericano”, en Serie Estudios y Perspectivas, N° 89, CEPAL, México.

Ramírez, Nerys: “Coyuntura y derrumbe de la economía dominicana” Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Trabajo final de Política Económica. Prof. Manuel Linares, primer semestre 2010.

Subsecretaría de Comercio Exterior: “ El desempeño de las zonas francas  y su impacto sobre el empleo”  Santo Domingo, D. N.  Febrero 2009

Universidad del país Vasco: “El nuevo escenario de zonas francas y los países en desarrollo”. (2008)

USAID República Dominicana  “Estudio De Competitividad De La Industria Dominicana Del Calzado”. Santo Domingo RD. September 2005

Zona franca de Santiago “heart of the Americas, the Dominican Republic links investors with all the leading world markets”.




[1] Subsecretaría de Comercio Exterior: “El desempeño de las zonas francas  y su impacto sobre el empleo”  Santo Domingo, D. N.  Febrero 2009. Pág. 13
[2] CEPAL: Subregión de México. Serie, estudio y perspectivas No. 95 (2006). Pág. 26




[1] USAID: “Estudio de la competitividad de la industria de calzados”. Santo Domingo, Rep Dom. Sep-2005. Pág. III-3. Disponible en la Web: http://www.usaid.gov/dr/docs/resources/analisissectorexportadorrd/calzados.pdf
[2] Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo “Evolución reciente del sector zonas francas: El deterioro del sector confecciones y sus implicaciones sociales”, Texto de discusión No. 8. Unidad asesora de análisis económico y social. Pág. 1
[3] Banco Central de Republica Dominicana: “PIB por sectores”
[4] Desde el 1 de enero de 1995 el comercio internacional de textiles y vestido experimenta un cambio fundamental en el marco del programa de transición de 10 años previsto en el acuerdo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) sobre los textiles y el vestido: el Acuerdo de textiles y vestuario (ATV).


Entradas populares de este blog

Valores perdidos (NA) en R: identificación y tratamiento (I)

Ejemplos de tablas en Stata

Métodos y técnicas de Investigación Económica