El significado macroeconómico del desequilibrio exterior por cuenta corriente: El caso de la republica Dominicana 1991-2011


Durante mucho tiempo, los aspectos relacionados con la economía exterior ocupaban un plano secundario en el análisis económico, es a partir de la segunda mitad del siglo XX, especialmente durante la década de los 80´s, cuando esta visión cambia radicalmente. desde entonces la  globalización ha permitido concentrar gran parte de las potencialidades y las restricciones de cualquier economía en su sector externo, así  la situación externa queda íntimamente relacionada con las condiciones interna de la economía por medio de La identidad básica de una economía abierta:

Y = C + I +G + (X – M)                                                         (1)

Así la absorción de los residentes es igual a:

A = C + I +G                                                                          (2)

Por tanto, al sustituir la ecuación No. 2 en la No. 1 vemos que Y = A + (X – M) y se obtiene que:

Y – A  = X – M                                                                      (3)

En el país, el componente de mayor peso dentro del enfoque absorción de los residentes (Ecuación No. 2) es el consumo, que representa al 2011 el 92.4% del PIB constante.[1] La evolución de estos componentes ha sido la siguiente: entre 1991 y 1996 el consumo experimento una leve reducción como proporción del PIB, por tanto, el crecimiento de la absorción de los residentes se concentro, en parte, en un aumento como proporción del producto de la formación bruta de capital que pasa de un 16.7  a 20.3%. Entre 1996 y 1999 tanto el consumo como la Inversión mostraron un aumento en su participación en el producto. Entre 1999 y 2003 el consumo continuo ganando participación en el PIB, mientras que la inversión perdió alrededor de 2.2% puntos porcentuales respecto al  PIB, para luego desplomarse durante el 2003 a tan solo el 18.5% del producto. Entre 2004 y 2008 se observa un aumento de la inversión y con una aceleración más pronunciada del consumo en el contexto de aceleración economica.  Previo a la crisis financiera de 2008 se observa una alta ponderación del consumo.


Conteniendo la ecuación No. 3, el saldo deficitario en la balanza de bienes y servicio (X-M), indica que en la situación donde el gasto total supera la renta total (Y-A) se produce una situación de déficit externo. Por tanto, corregir el déficit significaría la adopción de políticas donde el gasto tienda a igualar la renta.

Ahora bien, la macroeconomía sugiere que si incluimos, en la ecuación No. 1, ambos lado de la igualdad los impuestos y las Transferencias corrientes netas, obtendremos:

Y +(R-T) = C + I + (T-G) + (X +R– M)                                                        (4)

Por tanto, la ecuación puede redefinirse para obtener el saldo de cuenta corriente a partir del déficit del gobierno y el saldo neto entre ahorro e inversión:

SALDO DE CUENTA CORRIENTE = (S-I) + (T-G)                                      (5)

Lo que indica que el saldo de la cuenta corriente, se corresponde  un déficit en términos comerciales que iguala una insuficiencia de recursos internos para financiar el gasto de la economía, por ende es necesario el financiamiento de la economía con ahorro externo (Deuda).

En el caso de la Rep. Dom. y desde un enfoque macroeconómico el déficit por cuenta corriente supone, un ahorro interno inferior a la inversión y el gasto público, por tanto, es necesario el ahorro exterior para el financiamiento del mismo. Como se observa en el país, previo a la crisis financiera de 2003, el año 2005 específicamente, ha crecido el financiamiento de la economía que proviene del comercio exterior.


En República dominicana y a partir de datos del Banco Mundial podemos analizar las partidas correspondientes a la ecuación No. 5.[2] Como se muestra en el próximo grafico existe asociación perfecta entre los saldos de cuenta corriente y el saldo de ahorro en la Rep. Dom., observándose la persistencia de un déficit estructural a lo largo del tiempo que ha mostrado tendencia a recrudecerse, en promedio, en los últimos 4 años.


Las causas de la situación anterior pueden ser externas, en el sentido de que los países son incapaces de revertir la situación o internas. El principal factor externo que puede incidir en esta situación es la relación real de intercambio, mediantes shock de la oferta.  Un caso reciente del mismo son las subidas de los precios de alimentos básicos o el incremento notable de los precios del petróleo que dan al traste con una pérdida de competitividad y un incremento de la pobreza relativa. Dos factores internos pueden derivar en caudas externas: el diferencial de la inflación y déficit público.






[2] Por términos de ajustes, los resultados se toman en % del PIB.



[1] BCRD: “Estadísticas económicas de la Republica Dominicana/Sector real/PIB gasto anual”.

Entradas populares de este blog

Valores perdidos (NA) en R: identificación y tratamiento (I)

Ejemplos de tablas en Stata

Métodos y técnicas de Investigación Económica